Los padres que participan activamente en el crecimiento y en la educación de sus hijos facilitan que éstos sean más inteligentes y tengan un mejor comportamiento, según revela una reciente investigación de la Universidad de Concordia, en Canadá.

Los resultados del estudio, publicados por la American Psychological Association, demuestran las grandes ventajas emocionales que la implicación paterna tiene en el desarrollo del niño y su repercusión en la inteligencia de éste.

"El comportamiento de los niños, así como su nivel de inteligencia, son elementos del desarrollo en los que se deja sentir especialmente la contribución del padre”, señala Erin Pougnet, una de las autoras del estudio, profesora de psicología de la Universidad de Concordia y miembro del Centro de Investigación en Desarrollo Humano (CRDH).
 
"En comparación con niños que se han criado con padres ausentes, los que crecieron en familias donde ambos progenitores se comprometieron en la educación presentaron menos problemas de comportamiento y una mayor capacidad intelectual, incluso en aquellos casos en los que las familias contaban con pocos recursos económicos o se hallaban en situaciones cercanas a la exclusión social”.

En el estudio participaron un total de 138 niños y sus padres, quienes fueron evaluados por los investigadores en tres sesiones separadas. Los hijos, que fueron separados en dos grupos (de 3 a 5 años de edad por un lado, y de 9 a 13 por otro), completaron un test de inteligencia, mientras que sus madres rellenaban cuestionarios sobre el ambiente en casa y los conflictos de pareja.

De los resultados se dedujo que las niñas son las más afectadas por la ausencia de los padres. Los investigadores advirtieron asimismo que la ausencia paterna puede fomentar problemas como la falta de apoyo o de disciplina. "Las niñas cuyos padres estaban ausentes durante la mitad de su infancia tenían niveles significativamente más altos de problemas emocionales en el colegio que las niñas cuyos padres estaban presentes”.
"Independientemente de que viva o no con ellos, si el progenitor logra fijar los límites adecuados y la estructura del comportamiento de sus hijos, influirá  positivamente en la solución de problemas y en la disminución de trabas emocionales tales como la tristeza, el aislamiento social y la ansiedad", continúa el informe.

Sin embargo, no todo se puede reducir al factor de la presencia paternal. Como señala una de las investigadoras, “a los niños sin la presencia de padres no les va necesariamente mal". Lisa A. Serbin, coautora del estudio y profesora del Departamento de Psicología de la Universidad de Concordia, asegura que "las madres y otros cuidadores son también importantes. Sin duda, que el padre esté presente es conveniente, pero hay muchas formas alternativas de criar a un niño sano”.

Y es en este apartado donde queremos incidir, ya que una madre ante la ausencia del padre tiene  que compensar esa situación desde el equilibrio emocional personal, sin sentir frustración o culpa por no existir la figura del padre en casa.

¿Qué se le puede decir a un niño cuyo padre está ausente?

 Diferentes situaciones:

1. En familias en las cuales el padre se ausenta con frecuencia, pero convive con la familia: " tú padre no está en casa pero está presente en mi cabeza y en mi corazón, por lo tanto yo te hablo teniendo en cuenta lo que piensa él. Cuando regrese verás que no son caprichos míos".
 
2. Después de un divorcio: " aunque tu padre no sea más mi marido, sus palabras en cuanto a tu educación siguen teniendo peso para mí" o bien "tu padre y yo pensamos este tema de muy distinta manera, yo te doy mi opinión y escucharás también la de él".

 Si las versiones de ambos padres son irreconciliables, se recurrirá a un tercero neutral. Causa daño psíquico a un niño decirle "tu papá no cuenta, tú sólo me tienes a mí", eso en todo caso lo decidirá otro adulto responsable ( un juez, por ejemplo) .

3. Sí el padre ha muerto: " las palabras y las ideas de tu papá siguen vivas para nosotros, yo recuerdo las cosas que para él eran importantes como padre " .

4. Cuando el padre es desconocido: " tú tienes padre, sino no hubieras podido nacer, pero él sólo participó en tu gestación " o según el caso " yo sabía que tu padre no iba a vivir con nosotros, pero yo elegí tenerte y criarte a pesar de eso".

Lo que sí debe ser tomado como regla es que un niño no debe sentir jamás que es propiedad de su madre ( o de su padre, cuando es la madre la que desaparece de su vida. Nadie puede decirle "soy tu dueño, hago lo que quiero contigo".

Una madre, por más desprecio y resentimiento que tenga hacia el padre de su hijo, no tiene derecho a excluir la existencia del hombre. Puede que sea borracho, criminal o como se lo quiera juzgar, pero es el padre que tiene o que tuvo, y forma parte de la historia de ese niño.
 
Ser madre, es aceptar que el niño es también hijo de un padre
,y si bien no es tarea fácil sacar adelante a los hijos aun se complica más cuando no se es capaz de vivir sin rencores o malcriando a los hijos.

En Europa Coaching queremos ayudarte a que veas las cosas desde otro prisma, desde otra situación, que sientas que eres madre por un regalo de la naturaleza, y que sea cual sea tu estado y tu situación puedas criar a tu hijo-a sanamente, sin complejos y sin miedos, ya que de ti y de tu formación dependerá el futuro de esa persona. Has de darle lo mejor que tengas a tu alcance, y si bien hay ausencia de padre, lo que jamás debe de haber es ausencia de afecto, amor, cariño, respeto, disciplina, responsabilidad…… componentes básicos para el adecuado desarrollo futuro de los más pequeños. Nuestra primera consulta es gratuita, contáctanos, te esperamos.

www.europacoaching.com.ar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscador

Ultimos Comentarios

  • Hola, la verdad es que mi novio termino conmigo ha...
  • Yo estoy pasando por ese proceso yo le mando corre...
  • Yo no sé si odio a las mujeres. Tengo 34 años y si...
  • Sabiendo lo que no es amor, es más fácil analizar ...
  • Muy buen articulo...me i9nteresa seguri leyendo so...

Pagos Online